sábado, 4 de febrero de 2017

Fin de un retorcido ciclo

La tristeza, enorme sentimiento que embarga y consume cuando sucede una vez más ese fenómeno por el que nadie quiere pasar, del que todo el mundo se cuida, del que todos salimos en algún momento de nuestras vidas pero con cicatrices imborrables las cuales los que se acerquen próximamente a nuestras vidas deben aprender a tolerar, la mentira y el engaño. 
No se a ciencia cierta qué ganan algunos con engañar a las personas que tienen a su lado, personas que tal vez y sin pensarlo dejarían ciegamente y sin vacilaciones el pellejo por ellas, personas que en algún momento dieron rienda suelta a sus sentimientos e ilusiones por simples palabras y promesas de amor y longevidad, personas que se enamoraron ciegamente de alguien que los enamoro bajo no se que intención, y ahora pagan las consecuencias de su ingenuidad, ¿qué ganan con crear estos monstruos qué ahora podrán ir por la vida tal vez lastimando a otros solo por el hecho de haber perdido la credibilidad en el amor y los bonitos sentimientos?, ¿qué ganan con hacer vivir un mundo lleno de promesas y acciones falsas las cuales olvidan en la primera oportunidad que tienen?, ¿qué tanto cuesta hablar claro que intención tienen desde un principio para no alimentar falsas esperanzas en esas personas que están dispuestas a abrir su corazón y su vida a estas personas?, son respuestas que tal vez jamás sabremos porque la lógica no las cobija, solo una mente retorcida puede jugar de tal manera con los sentimientos de otro sin importar su suerte al momento de abandonar todo lo que se estaba gestando, y lo peor es que nacen ahora personas desconfiadas, personas que jamás volverán a creer en nada ni nadie, personas  inseguras de si, pensativas en todo con que falle?"porque su dolor no los deja darse cuenta de que no hubo falla algúna, y si en algún caso hubo una falta de su parte fue poner su fe y su corazón en personas inservibles para esto del querer. 
Solamente queda continuar el transitar por este camino, nadi  dijo que sería sencillo, pero con la convicción de que el cambio que ahora de nuestra vida traiga el menor dolor posible, para uno y para quienes ahora se acerque a intentar llenar de cosas buenas tus días, jamás volveremos a ser los mismos, tal vez mejores, tal vez peores pero solo un error no puede emularse y es vivir de la mentira y engañar las ilusiones de los demás, y el día que pienses hacerlo recuerda lo que sufriste y veras que nadie merece pasar por eso. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada