viernes, 27 de mayo de 2011

La Ausencia Eterna

Hay decenas de cosas que se dice sobre la muerte, dicen que es otra vida donde vas al cielo, y estas al lado de dios y miles de patrañas que son difíciles por no decir imposibles de creer.

La realidad de el caso es que la muerte es la terrible y eterna ausencia de alguien que se va y jamas volverás a ver en esta vida ni en otra que pueda venir; no hay ninguna palabra de aliento que pueda levantar el alma devastada de las personas que les duele la partida de un ser querido, ni hay manera de que puedas recuperar la vida que traías de manera regular por que sencillamente una persona que formo parte de tu día a día ya no compartirá mas contigo.

Mi historia es algo particular, gracias a que las cosas fueron así la partida de mi papá vino en medio de una hermosa niñez, la cual anestesio el dolor que pudiese sentir en ese momento disfrazándolo de inocencia en el momento de su funeral.
Aun recuerdo como una fotografía eterna la ropa que vistió el en su ataúd, recuerdo los golpes en su rostro, recuerdo completamente ese olor a tristeza, formol, flores, velas y café, cuestión que vivía, percibía pero no entendía.

Luego la ausencia de esa figura de carácter al cual rendirle cuentas, ese que debió instruirte en muchos aspectos de la vida empezó a hacer ese terrible ruido que no era mas que un grito de soledad; demasiadas inquietudes, preguntas que a mi mama jamas en mis 5 sentidos le haría y esas cosas que creo que muchos de ustedes si tuvieron la oportunidad de vivir.

Los pocos recuerdos que conservo de el son muy vagos en comparación a ese ultimo día, en el que lo vi con esa paz eterna sin imaginarme que jamas en la vida lo volvería a ver.

Por eso muchísimas veces tengo una posición muy clara y firme en cuanto al resentimiento que le tengo a lo que llaman "El Destino". por que si existe es un maldito egoísta.

He sufrido también perdidas de amigos, y seres queridos, ninguna se equipara con la de mi papa, mas si me han afectado de manera tal que cada vez que sucede surge esa interrogante eterna ¿Por que esa persona, y otros malditos que solo hacen el mal a los demás siguen con vida?, entonces nadie en este mundo jamas me podrá dar lecciones de resignación fuerza y valor, así como tampoco intento de con una palabra levantar el animo a sus dolientes, por que ese sentimiento de impotencia nadie con palabras podrá curarlo o hacerlo mas llevadero, es un calvario que se lleva por dentro y esta en cada persona el ver como lo supera.
el adiós eterno duele, pero mas duele el no demostrar a las personas día a día que tan importantes son para ti, jamas sabrás en que momento se irán y no habrá manera después de la muerte que puedas hacerlo.

2 comentarios:

  1. Carlitos, con algunas frases recordé el velorio de mi papá :( Nada fácil!

    ResponderEliminar